TÚA BLESA
EL CULTURAL – 23-11-06

Volver al agua. Poesía completa
Luis Eduardo Aute
Sial. Madrid, 2006. 152 páginas, 18 euros

         Luis Eduardo Aute (Manila, Filipinas, 1943) es sobradamente conocido en la cultura española contemporánea como compositor, cantante, pintor y director; menos como poeta, pese que que sus libros se agotan, se reeditan y vuelven a agotarse. En una nota deja constancia el autor de saber que el éxito de su poesía debe algo a su popularidad como cantante. Sin duda es cierto, pero también lo es que, independientemente de eso, es auténtica escritura. Y es así porque tiene como punto de partida las puertas abiertas por el surrealismo y no sólo en lo que implica de audacia verbal, de combinaciones de palabras insólitas, sino también, y creo que sobre todo, porque se escribe siempre desde una exigencia moral.
         Como se pone de manifiesto a lo largo de esta compilación, tiene Aute una sobresaliente agudeza verbal que se corresponde con una aguda visión de la realidad, lo que, unido a sus dotes para la ironía, le permite poner en solfa el mundo y no como mero alarde de ingenio sino para mostrar el revés de la realidad y poner, así, en evidencia el absurdo que es el orden del mundo. Estos poemas, cumpliendo una liturgia del desorden, se alejan del absurdo por sí mismo para ponerlo al servicio de la mencionada exigencia moral. Este presupuesto, general, cobra un carácter orgánico en el más reciente de los libros.
         Desde su título, Templo de carne, todo el discurso está sostenido por el léxico religioso –y cómo resuena aquella canción, casi un himno, “Aleluya”– para, por esa agudeza ya dicha, forzarlo a decir algo distinto, incluso lo contrario, de aquello a lo que servía. Baste un ejemplo: “El Verbo se hizo carne/ tuya / y carne / mía / y conjugó entre nosotros”, que sirve también para ilustrar uno de los temas recurrentes de esta poesía: el amor, el sexo, el goce. Luis Eduardo Aute (que también acaba de reunir en Días de amores [Aguilar] sus mejores canciones de amor), canta en este libro al cuerpo, pero a un “sacro cuerpo”, divinizado por el amor, en donde el tú se transustancializa en yo. Poemas que hablan de este milagro. Palabras que realizan este milagro.

(En El Cultural)

Anuncios