La oscuridad se trama
en la concavidad de los objetos,
en el primer arbusto de la noche.

Llevo toda mi vida viniendo al mismo banco,
mirando cada tarde
cómo este mismo sol se desvanece
sobre el mismo paisaje.

Y no hay otra certeza,
no hay más verdad que ésta en la que todo
permanece inmutable. Excepto yo.

Este hombre que mira.

(De Entre una sombra y otra)

Anuncios