Arde hoy el silencio como entonces ardía.
Como entonces y entonces y el otro aquel entonces
cuando niña buscaba (oh julio alucinante)
un mensaje de dios
entre las conchas
y hablaban alto y cierto
(dios
o el mar)
para mí
-pobre pobre-
que sólo conocía el pantano y la charca.

Ahora
todavía
me demoro en su orilla
recojo las pequeñas
irisadas
los fragmentos
tan sólo
los cristales
limados

y con ellos compongo

un puzzle silencioso en busca de sentido.

(De Esto no es el silencio)

Anuncios