PASÓ

 

Escritura
en oficio lento
no hace entusiasmo
sí aceptación
de lo por venir.

En la juventud
hablaba al sol
conjugando absoluta
torpeza poética.

Llegaron más ocasiones
para el ser
henchido de palabras
en el asalto
al astro.

Pasó, pasó
mi animal de furia.
Hoy riego el papel
con alguna flor
menos tramposa
que cobijo
en la casa.

Desear otra vida
donde no existan
los obstáculos
del conocimiento.

“Para la autora, A todo lo no amado es un libro de madurez, que captura la identificación del ser humano con la materia del universo, condicionado el ser a su propio destino sin alcanzar frontera. No dio tiempo a amar porque existencia está en premanente fuga. De esa estancia humana consumiéndose en la esfera tiempo-espacio hablan estos poemas. La creación poética implica desposesión, sufrimiento, golpe de voz, abismo de luz y sombra, revisión constante, todo lo que el ser ha vivido y ha abandonado en el curso de los años. El lector juzgará la organicidad de esta entrega en unos versos desnudos, breves, evitando hojarasca en un discurso lírico circular que canta lo visible y lo no.

En palabras de la anterior ganadora del Premio de Poesía Ciudad de Torrevieja, Clara Janés, A todo lo no amado es un libro de clarividencia definitiva, de una libertad  sin concesiones ni engaños, un libro sin piedad que manifiesta la exigencia de un ser que busca la totalidad y en esa lucha va dejando las pieles de las etapas donde la utopía se esbozaba como camino a seguir. La aspiración parece, no de este mundo, no está en lo material, sino en el interior secreto que no tiene materialidad y, con todo, se asienta en el cuerpo: ‘Lo vivido / pertenece ya / a gesto del mundo’, nos dice su autora.”

 

Anuncios