encicl“Su zancada era más larga que la de la mujer, una cuestión antropométrica. Por eso salió ligeramente por delante de Eva, que daba pasos pequeños, delicados. El segundo de más que Eva se demoró en el Jardín es responsable de la belleza redonda de sus formas, sin grandes vellosidades, como los ángeles y los niños. Un segundo de menos en el Edén y Adán salió lleno de pelos en el pecho, un gran bigote turco y un profundo amor por su equipo de fútbol.”

(J. Dameron, Primero segundo)

En Enciclopédia da Estória Universal, de Afonso Cruz

Anuncios