“Nos dedicamos a regar flores de plástico, eso es lo que hacemos. Tenemos cosas que no sirven para nada. Todo es plástico. Y regamos esas flores y esperamos que huelen a cosas buenas. Pero es plástico. Tenemos cosas, en vez de intentar ser felices, sustituimos la vida por plástico, la felicidad por plástico y el propio plástico por plástico. Trabajamos para regar una vida así”, dice la Señora con traje, uno de los personajes del libro O cultivo de flores de plástico, de Afonso Cruz.

Anuncios