0atrac

 

Que no sepa la rosa que la miras

ni sepa nunca el agua de tu sed.

 

Que las nubes

no se sientan flotar

en el azul profundo de tus sueños.

 

Que nunca sepa el mar

que palpita tu ser al ritmo de las olas.

 

La montaña,

que no te oiga suspirar sobre su pecho.

 

El bosque,

que ignore que podría extraviarte.

 

Que no sepa la tierra cómo mirar

sus frutas más sabrosas

y festejen tus ojos su belleza

sin que ella lo sepa.

 

Atracciones de feria, Irene SÁNCHEZ CARRÓN

 

Anuncios